La gestión de conflictos es un método rápido y confidencial, con el que las empresas pueden solucionar problemas con sus empleados y con otras empresas.

El mediador como experto en negociación y comunicación en situaciones de crisis, ayuda a buscar soluciones que satisfagan a las dos partes de forma duradera.

La mediación empresarial es una técnica muy útil en caso de conflicto con proveedores o clientes, por competencia desleal, respeto de propiedad industrial e intelectual, entre otros.

Esta solución es menos costosa que un litigio, ahorra mucho tiempo, y salvaguarda la imagen corporativa de la empresa, ya que los litigios son públicos.

La mediación es necesaria para prevenir o solucionar dentro del ámbito empresarial:

 

image003

AA